HISTORIA DEL TELÉFONO FIJO

Antonio Meucci (1808-1889) fue el inventor del teletrófono, posteriormente bautizado como teléfono. Fue en 1854 que construyó un teléfono para conectar su oficina con su dormitorio ya que su esposa estaba inmovilizada por el reumatismo, sin embargo Meucci carecía del dinero para patentarlo. En 1860 Antonio Meucci hizo público su invento en una demostración y un señor de apellido Bendelari se llevó a Italia una copia del prototipo y documento para producirlo allá, pero no se volvió a saber de él. Meucci no pudo reunir el dinero necesario para patentar su invento y sólo hizo un caveát (trámite preliminar de presentación de documentos para el patentamiento). Meucci ofreció una demostración de su invento a un empresario llamado Edward B. Grant, vicepresidente de una filial de la Western Unión Telegraph Company pero siempre le decían que no había tiempo para su demostración, después de 2 años de intentarlo, pidió que se le devolviera su material y le contestaron que se había perdido.

En 1816, Alexander Graham Bell registró un patente que describía el teléfono pero no lo mencionaba como tal. Meucci demandó pero, a pesar de que el gobierno de Estados Unidos inició acciones legales por fraude contra la patente de Bell, el proceso se estancó gracias a todos los recursos de los abogados de Bell, hasta cerrarse en 1889 debido a la muerte de Meucci.

Fue hasta el 11 de Junio de 2002 que se reconoció la autoría del teléfono a Meucci

EVOLUCIÓN DEL TELÉFONO Y SU UTILIZACIÓN

Desde su concepto original se han ido introduciendo mejoras sucesivas, fuese en el propio aparato telefónico como en los métodos y sistemas de explotación de la red.

En cuanto al aparato se pueden señalar varios cambios:

En cuanto a los métodos y sistemas de explotación de la red telefónica se pueden señalar:

Página Diseñada por Luis Diego