como se forman las estrellas

Las estrellas son masas de gases, principalmente hidrogeno y helio, que emiten luz. Se encuentran a temperaturas elevadas. En su interior hay reacciones nucleares.

El sol es una estrella que tenemos muy, muy cerca. Vemos las demás estrellas como puntos luminosos muy pequeños y solo de noche, porque están a enormes distancias de nosotros. Parecen estar fijas, manteniendo siempre la misma posición relativa en los cielos, años tras años. Pero no es así, en realidad, todas esas estrellas están en rápido movimiento, aunque a distancias tan grandes que sus cambios de posición se perciben solo través de los siglos.

Las estrellas se forman en las nubes de materia intelestelar, compuesta de hidrogeno. Una cuarta parte esta de helio mientras que el 1% restante es una mezcla de polvo y otros átomos. Esta nube es densa, y los átomos de hidrogeno mismo se combina para hidrogeno molecular. Nube molecular se forma en fase terminal, lo que aumenta su tamaño y su peso.

Teniendo en cuenta el tamaño de nuestro fascinante universo no es difícil imaginar que existen diversos tipos de estrellas diferentes. Desde las pequeñas enanas marrones hasta las supergigantes rojas y azules. Desde hecho, existen determinadas estrellas que son realmente extrañas. Una estrella es de todo objeto astronómico que brilla con luz propia. Adecuadamente de un modo más técnico y preciso, podría decirse, que se trata de una esfera de plasma, que mantiene su forma gracias a un equilibrio de fuerza denominando equilibrio hidrostático.

El número de estrellas observables a simple vista desde la tierra se calculado en unas 8.000, la mitad en cada hemisferio. Durante la noche no se pueden ver más de 2.000 al mismo tiempo, el resto quedan ocultas por la neblina atmosférica, sobre todo cerca del horizonte, y la pálida luz del cielo. Los astrónomos han calculado que el que el número de estrellas de la vía láctea, la galaxia a la que pertenece el sol, asciende a cientos de miles de millones.

Como nuestro sol, es una estrella típica tiene una superficie visible llamada fotosfera, una corriente de partículas denominadas viento estelar. Las áreas más frías de la fotosfera, que en el sol se llaman manchas solares, probablemente se encuentren en otras estrellas comunes. Esto se ha podido comprobar e algunas grandes estrellas próximas mediante interferometría.

pagina diseñada por Paula fernanda 2018