HISTORIA SOBRE LOS PASTELES

Un pastel es, según la definición del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, una masa de harina y manteca, cocida al horno, en que ordinariamente se envuelve crema o dulce, y fruta. Esta descripción coincide con la que aparece en algún viejo libro de cocina española, como el de Hernández de Maceras, de 1607, en el que el nombre de pastel se aplica solamente a aquel que tiene la masa de hojaldre, con relleno salado o dulce; si es de otro modo (generalmente con masa semejante a la del pan y relleno salado), se llama empanada, y en algún caso, empanada a la inglesa. Según el tamaño, se distinguía entre el pastelillo (pequeño), el pastel (individual) y el pastelón (para varias personas); todavía se utilizan estas denominaciones en pastelerías españolas tradicionales.

Los locales o industrias que preparaban pasteles se llamaron Pastelerías, por lo que otras preparaciones hechas en esos locales tomaron también el nombre de pastel, de modo que modernamente, el nombre de 'pastel' (del arábigo b'stella o "pastella") se ha extendido a otros tipos de elaboración y, es de uso común entender que son un tipo de dulces elaborados a base de masa.

larissa